PISADAS Relato basado en experiencias reales

PISADAS
Relato basado en experiencias reales de Natividad Contreras
Escrito y Adaptado por Eduardo Liñán

Tendría unos ocho años cuando me fui a casa mi mamá a pasar una temporada, yo fui criada por mis abuelos y vivía con ellos durante la época escolar, al ser vacaciones me mandaban con mi mamá. Ella vivía con su pareja y mis hermanas mayores, cierta noche que hubo fiesta, se quedaron tomando hasta entrada la madrugada ella y sus amigos. Después de terminarse la cerveza decidieron que era hora de dormir y nos metimos al cuarto donde dormíamos mis hermanas y yo, como un par de amigos se quedarían, se acomodaron en el cuarto donde había un par de literas, las cuales juntamos para dormir todos juntos. Mi mamá en ese inter apagó todas la luces tanto del interior como del exterior para que no molestara el reflejo . Así nos quedamos a obscuras y nos acostamos todos.

Paso un rato cuando escuchamos que se encendió la televisión y estaba fuerte el volumen. Así duró un buen rato encendida y nos paramos a ver que sucedía. Todos, mi mamá, su pareja, los amigos y nosotras casi entramos al mismo tiempo a la sala y nos cuestionamos sobre quien había encendido la tele y mi mamá buscó el control, luego de apagarla escuchamos que brincaban en las calas de las literas donde dormíamos. Se pudo escuchar claramente como si algo con peso hubiera brincado y caminado por el colchón.

El rechinido de los resortes fue bastante claro, al principio pensamos que había sido uno de los amigos de mi mamá, al no verlo con nosotros; pero enseguida que salió del baño sentimos que algo no andaba bien. Así que nos juntamos para ir a ver qué era lo que había en el cuarto y al encender la luz aparentemente todo estaba bien; pero una de mis hermanas gritó asustada y señalo al colchón.

Al acercarnos vimos con miedo que había huellas. Eran pequeñas huellitas de pisadas marcadas con tierra que manchaban la sábana y se dirigían a la ventana. Al ver esto nos pusimos nerviosos y nadie quiso dormir ahí en los días posteriores. Los amigos de mi mamá, se salieron de la casa en pánico y no quisieron volver más. Esa noche y las posteriores mis hermanas y yo dormimos en la recamara de mi mamá. Cuando platicamos esta historia, muchas personas coinciden en que, lo que se sea que estuviera merodeando en la casa esa madrugada serian duendes.

Si vas a copiar y pegar el relato menciona los créditos correspondientes de autor – relator y menciona la fuente donde lo tomaste, eso me ayuda a seguir publicando. Gracias.
Derechos de contenido reservados 2017 © Eduardo Liñán. https://www.facebook.com/elrincondelmastuerzo/

Leave a Reply